La Mixta

Misa In Memoriam 2014 de la Compañía Mixta

Misa In Memoriam 2014

Misa In Memoriam

Actividades

Primary Tagline
get in touch

VIII Misa In Memoriam

 

Fecha

Lugar

Hora

Viernes, 5 de septiembre
Santa María Magdalena
19:00

 

Celebrante

Dámaso Uranga Odriozola

 

Leyeron

Miguel Sainz de los Terreros
Paloma Manzano-Monís
Javier Ortiz de Solórzano

 

Lecturas


Carta de San Pablo a los Corintios

Hermanos:

Que la gente solo vea en nosotros servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora, en un administrador, lo que se busca es que sea fiel. Para mi, lo de menos es que me pidáis cuentas vosotros o un tribunal humano; ni siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero tampoco por eso quedo absuelto: mi juez es el Señor.

Así, pues, no juzguéis antes de tiempo: dejad que venga el Señor. El iluminará lo que esconden las tinieblas y pondrá al descubierto los designios del corazón; entonces cada un recibirá la alabanza de Dios.



Salmo responsorial

El Señor es el que salva a los justos.
Todos: El Señor es el que salva a los justos.

Confía en el Señor y haz el bien, habita tu tierra y practica la lealtad; sea el Señor tu delicia, y El te dará lo que pide tu corazón.
Todos: El Señor es el que salva a los justos.

Encomienda tu camino al Señor, confía en El y El actuará: hará tu justicia como el amanecer, tu derecho como el mediodía.
Todos: El Señor es el que salva a los justos.

Apártate del mal y haz el bien, y siempre tendrás una casa; Porque el Señor ama la justicia y no abandona a sus fieles.
Todos: El Señor es el que salva a los justos.

El Señor es quien salva a los justos, El es su alcázar en el peligro; el Señor los protege y los libra, los libra de los malvados y los salva porque se acogen a Él.
Todos: El Señor es el que salva a los justos.


Oración de los fieles

Por la Iglesia de Hondarribia, por los sacerdotes y seglares que trabajan en ella.

Por las autoridades del Alarde y de la Compañía Mixta, especialmente por María nuestra cantinera.

Por los necesitados, por los que sufren, por los enfermos, por los que se sienten solos, para que, con la intercesión de la Virgen de Guadalupe encuentren en su dolor, ayuda y consuelo.

Por los vecinos de Hondarribia que defendieron la Ciudad en el asedio de 1638 que nos transmitieron el sentido del valor, el honor y la lealtad; por los miembros de nuestras familias fallecidos que nos iniciaron en la fe y duermen ahora el sueño de la paz.

Por todos nosotros, por los vecinos de Hondarribia con los que hemos compartido tantos años felices de nuestras vidas, por todos aquellos que hoy nos reunimos en este rato de oración. Que la Virgen de Guadalupe nos proteja y nos bendiga.

 

Archivo

 

Fotografías