Presentación de Cantineras

Otros actos

 

Presentación de Cantineras

 


En 1973 partiendo de la plazoleta de San Juan de Dios fue el primer año que salió la carroza, las cantineras vestían de rojo, la carroza fue hecha en los astilleros Iridoy. Era una balconada de estrellas en la que se veía el escudo de Hondarribia sobre una estrella blanca en un fondo azul, la alcaldesa era Mercedes Iridoy y el Burgomaestre Alfredo Busto.

Este primer año no se salió el día 6 de septiembre por la gran cantidad de lluvia que caía, se salió el día 7 de septiembre.

La carroza fue acompañada por la Fanfar de la Sdad. Klink que estaba surtida por músicos de la entonces Banda Alaitzu de Hondarribia.

Se hacía el recorrido saliendo de la plazoleta de San Juan de Dios y se terminaba en el ayuntamiento donde las cantineras salían al balcón y saludaban. En aquella época no se ponía apenas iluminación y la verdad no se veía muy bien a las cantineras.

Algunos años por tamaño de la carroza se sabía que no podría pasar por la puerta de Santa María sin desmontar algunos adornos, entonces, las cantineras bajaban en Arma plaza de la carroza, formaban detrás de la Fanfar y a los sones de Titibiliti se bajaba andando kale Nagusia.

Años mas tarde, la Fanfar esperaba en kale Nagusia a que bajaran las cantineras después de haber salido al balcón del ayuntamiento para saludar, formaban detrás de los músicos y se continuaba la marcha hasta la Alameda donde una verbena Camp amenizaba la velada. La orquesta era Herritarrak.

Siendo alcalde de la ciudad Alfonso Oronoz, el ayuntamiento decidió formar un grupo de entre las sociedades culturales, deportivas y gastronómicas para que elaboraran la programación de fiestas aportando ideas nuevas. La Banda de Música Ciudad de Hondarribia basándose en la ya tradicional carroza de cantineras y la verbena propuso que según llegasen las cantineras a la Alameda se les fuera llamando una a una para presentarlas mas oficialmente. Fue aceptada la propuesta y así comenzaron las presentaciones.

El tema de la verbena Camp no cuajo mucho puesto que el personal se marchaba de la Alameda después de la presentación o como mucho hasta el descanso de la orquesta; la fiesta estaba en otros lugares de la Ciudad.

Se decidió quitar la verbena de la Alameda y en consecuencia la presentación. Tampoco la Fanfar Klink y la carroza esperaban a las cantineras.

Dado que se quitaban esos actos la Banda de Música propuso que para darle mas realce a la carroza sería la Banda la que acompañaría la carroza en su recorrido y no solo eso si no que nos comprometíamos a preparar un coctel en la sala capitular y dar unos obsequios a las cantineras.

La propuesta fue aceptada y así pasamos de la calle otra vez a la sala capitular del ayuntamiento. El coctel denominado Cajal estaba compuesto por cava, naranja, algunas bebidas espirituosas, todo ello con mucho hielo. Fresquito entraba muy bien pero era una bomba. Alguna cantinera lo podrá recordar. El obsequio era una placa con el nombre de la cantinera y la compañía a la que pertenecía, un libro de la Banda de Música y una rosa roja.


Esto no gustó a alguien en el ayuntamiento y también se quitó. La carroza seguía haciéndose con el acompañamiento de la Banda de Música pero al llegar al ayuntamiento se tocaba Titibiliti al salir a saludar las cantineras al balcón y se acababa.


La Banda seguía con su idea de la presentación dado que nos pareció que a la gente de gustaba ese acto y decidió seguir con ella pero ¿cuándo?.


Se celebraba en Hondarribia el sábado anterior a las fiestas un concierto extraordinario en Guipuzkoa plaza, decidimos que ese sería un buen momento. Por teléfono y por carta se avisaba a las cantineras elegidas para que asistieran al concierto en el que se les presentaría haciéndoles entrega de unos recuerdos. Esto ocurrió en 1989.


El primer año estábamos temblando puesto que aunque se avisó, se dio publicidad temíamos que alguna o algunas no se presentasen. No fue así, rotundo éxito, todas presentes. El coctel Cajal y los recuerdos se siguieron dando, esta vez en los locales de la Sad. Klink. Las cantineras no se presentaban con el vestido blanco o rojo, sino de calle.


Como todas las cosas los tiempos cambian y por fin se unificó nuevamente carroza, presentación y concierto en el día 6 de septiembre.


El año 2000 Alarde Fundazioa comenzó a patrocinar la parte correspondiente a los regalos, flores y la recepción posterior en el Parador.


La Sdad. Klink continúa con la carroza y les entrega también un recuerdo, Hondarribiko Hiria Musika Banda sigue con el concierto, la presentación y dándoles un libro con nuestra historia así como un cd con la música del Alarde.


Esta presentación, como la conocemos, ahora se ha hecho muchos años en Arma plaza hasta que se empezó con la construcción del Museo de Arte en 2007 que nos hizo trasladarnos a Gipuzkoa plaza, en la que continuamos, al creer que es el mejor lugar para ello.


Todo el acto se desarrolla de la siguiente forma:

A las 22,30h. y a los sones de Titibiliti, Hondarribiko Hiria Musika Banda da comienzo el desfile partiendo de la plazoleta de San Juan de Dios. Se incorpora la carroza y por Sabino Arana nos dirigimos hacia la Marina. Se da la vuelta por Martxin de Arzu, Azken Portu, San Pedro dirigiéndonos al Burgo de la Ciudad por Jabier Ugarte. Al llegar a la confluencia con Santiago de Konpostela kalea, la Banda de Música para de tocar y las cantineras bajan de la carroza. La banda sube por Santiago de Konpostela sin tocar dirigiéndose al escenario que se ha preparado en Guipuzkoa plaza, las cantineras forman en orden de desfile dos por fila flanqueadas por sus acompañantes que las han esperado a pie de carroza y suben andando hasta el arco de entrada a la plaza.

La Banda de Música que se ha instalado en el escenario comienza a tocar Titibiliti entrando las cantineras y acompañantes por el pasillo preparado al efecto hasta el pie del escenario donde son recibidas por el Burgomaestre, Comandante, Presidentes de la Sdad. Klink y de la Banda de Música y por el Sr. Alcalde que ha sido invitado por la Banda de Música a este acto. Las cantineras y los acompañantes toman asiento, una segunda fila con los acompañantes y una primera con las cantineras, Burgomaestre, Comandante, Presidentes y el Sr. Alcalde.

Da comienzo la presentación leyéndose en euskera y castellano un recuerdo de lo que significan esta fiestas para todo hondarribiarras, teniendo siempre presentes a los que no se encuentran entre nosotros y, por supuesto, a la Amatxo de Guadalupe.

Concluida esta, se procede a llamar al escenario a las personas que harán entrega de los recuerdos, Burgomaestre, Comandante, Presidentes de la Sdad. Klink y de la Banda de Música y al Sr. Alcalde.

Acto seguido se va nombrando una a una a las 20 cantineras del Alarde, suben al escenario y se le hace entrega de los recuerdos.

Terminada la presentación y a los sones de Titibiliti abandonan el escenario. Se da comienzo al concierto extraordinario de fiestas interpretándose la Música del Alarde: Alborada, Diana, Campamento Alarde, 8 de septiembre, Atzeri Dantza y Fagina.

Concluido el concierto, la Banda de Música forma en Harategi kalea, las cantineras flanqueadas por los acompañantes detrás y prosigue el desfile por San Nikolas hasta Arma plaza donde son recibidas nuevamente en la puerta del Parador por el Burgomaestre, Comandante, Presidente de la Sdad. Klink y el Sr. Alcalde, pasando todos dentro del Parador para la recepción.


Alfonso Moreno-Arrones Feijóo
Delegado / Portavoz
Hondarribiko Hiria Musika Banda
05/08/2011